TRES BROTES VERDES

Perdonen que no empiece escribiendo sobre economía, sino sobre un cuento poco conocido de los hermanos Grimm . Lo pueden encontrar traducido bajo el título “Los tres ramos verdes”, lo cual me hace pensar que el traductor cometió algún error al manejar el diccionario, porque el cuento se titula “Die drei grünen Zweige”. “Zweig” puede ser un “ramo” en el sentido de un sector empresarial, y como “ramo verde” se podría clasificar al de las energías alternativas, sin embargo, la traducción nos desvía del contenido del cuento. Para mí se titula “Los tres brotes verdes”, lo cual me permite relacionarlo con una discusión de actualidad.

Según los hermanos Grimm, un ermitaño no había tenido piedad con un “pobre pecador” que iba a ser ajusticiado en el cadalso al murmurar para sus adentros: “Ahora se va a llevar su merecido".

Su ángel, que había estado varios días sin aparecer, le comunicó la penitencia que le había impuesto el Señor:

“Llevarás esta rama seca contigo hasta que le crezcan tres brotes verdes, pero de noche, cuando quieras dormir, la pondrás debajo de tu cabeza. Mendigarás el pan pidiendo de puerta en puerta y no te quedarás más de una noche bajo el mismo techo.”

Al final del cuento el ermitaño llega a una casa en la que viven tres ladrones con su madre. Aunque al principio lo contemplan con desconfianza, les cuenta la razón por la que estaba condenado a tal penitencia y los ladrones se arrepienten de sus pecados, temiendo las penitencias aún más severas que podrían corresponderles a ellos. A la rama le salen tres brotes verdes y el ermitaño pasa a mejor vida.

Y ahora sí que entramos en la economía. Por el mes de mayo, y coinciendo con la primavera, se llenaron los artículos de periódico sobre la crisis global de “brotes verdes”, en Latinoamérica eran “retoños verdes”, en los países angloparlantes “green shoots” y en Alemania “grüne Zweige”. El número de desempleados seguía siendo alarmante y podía incluso subir, pero los mercados parecían reaccionar alegremente a los billones inyectados en el sistema bancario por los gobiernos.

Dicen que el término “green shoots lo introdujo en la economía el Ministro de Hacienda británico Norman Lamont para sugerir el comienzo de “una primavera económica” tras la crisis de 1991. Otras fuentes retrotraen el inicio de esta metáfora al discurso para reanimar los mercados en torno a la crisis de 1929, cuando ya se confiaba en que la primavera de 1930 marcaría el final “del periodo de preocupación”:

Yo prefiero la versión de los brotes verdes de Jacob y Wilhelm Grimm, de principios del siglo XIX, que ya nos avisaba de que sin el arrepentimiento de los ladrones, la rama seguirá seca y los pobres mendigando. El problema es que los “ladrones” del siglo XXI que han sido responsables de la última crisis no temen ya ni a Dios, ni mucho menos a la justicia. Los “ladrones” de una crisis reaparecen con frecuencia en la siguiente como si tal cosa.

Brotes verdes pueden salir en cualquier sitio, y es algo que demuestra la foto. Confundirlos con una “primavera de la economía” es no reconocer las dimensiones del “robo” que ha supuesto y va a suponer para el contribuyente la crisis actual.

Fuentes utilizadas:

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/platero/35794974545146275754491/p0000001.htm

http://www.zeno.org/Literatur/M/Grimm,+Jacob+und+Wilhelm/M%C3%A4rchen/Kinder-+und+Hausm%C3%A4rchen/Kinderlegenden/6.+Die+drei+gr%C3%BCnen+Zweige

http://www.blogolengua.com/2009/06/que-son-los-brotes-verdes.html

http://www.escatonomia.com/2009/08/los-brotes-verdes-que-lanzaron-economistas-y-politicos-en-el-crack-del-29/

http://www.soyrenovable.com/crisis-brotes-verdes-que-hacer-buscar-trabajo-y-la-industria-renovable/

© Agencia Tess

Contacto Agencia Tess
Enlaces